NINGUNO DE INFERIORES

 

jxj
Una rareza que tardó mucho tiempo en repetirse.

Hace más de 28 años que un equipo titular de River no salía a la cancha sin ningún futbolista nacido de las Divisiones Inferiores: el último registro data de la Liguilla Pre-Libertadores de 1989.

La caída ante Gimnasia en El Bosque platense no sólo significó el punto final del trayecto del club de Núñez en esta primer parte de la Superliga Argentina 2017/18, sino un punto importante en la historia deportiva de los últimos años del club: ninguno de los jugadores que conformaron el once inicial salió de la cantera millonaria.

Acordate del equipo que jugó el domingo en La Plata y prestale atención: Enrique Bologna (Banfield); Milton Casco (Gimnasia LP), Jonatan Maidana (Los Andes), Javier Pinola (Chacarita), Marcelo Saracchi (Danubio de Uruguay); Ignacio Fernández (Gimnasia), Leonardo Ponzio (Newell’s), Iván Rossi (Banfield), Nicolás De La Cruz (Liverpool de Uruguay); Rafael Borré (Deportivo Cali de Colombia) e Ignacio Scocco (Newell’s). La excepción es el técnico, Marcelo Gallardo, quien debutó con la banda roja a mediados de 1993.

Para que esto suceda tuvieron que pasar más de 28 años, para ser exactos 10383 días. El 2 de julio de 1989, por el partido ante Argentinos Juniors de la Liguilla Pre-Libertadores 1989, Reinaldo Merlo, en ese entonces técnico del equipo, paró a los siguientes once jugadores en la cancha: Comizzo (Talleres); Basualdo (Newell’s), Higuaín (Nueva Chicago), Passarella (Sarmiento de Junín), Enrique (Independiente); Palma (Rosario Central), Batista (Argentinos Juniors), Borghi (Argentinos Juniors), Melgar (Blooming de Bolivia); Balbo (Newell’s) y Centurión (Unión de Santa Fe).

Liguilla 1989