UN PRESENTE NEGRO

No levanta cabeza.

River acumula un total apenas superior a los dos meses sin conseguir victorias en la Superliga Argentina 2017/18, una mala racha que se acumula a otra aún más extensa.

No son los días más felices en el club de Núñez. Como ya dijimos en otras notas, las derrotas frente a Lanús por Copa CONMEBOL Libertadores 2017 y frente a Boca por el Superclásico en la pasada semana calaron hondo en el plantel millonario que sigue atravesando un presente claramente negativo. Luego de la victoria en San Juan ante San Martin por 3-1 por la tercera fecha de la Superliga, el conjunto de Núñez acumula la triste suma de 62 días sin conocer el triunfo por el torneo local, una cantidad que se acumula a medida que pasan las horas.

Enfocado en los cotejos por el máximo torneo continental, Marcelo Gallardo apostó al recambio en los duelos de nuestra liga consiguiendo apenas tres de los últimos 18 puntos en juego: empató ante Argentinos, Tigre y Atlético Tucumán para luego continuar la mala racha con una serie de tres caídas consecutivas ante Talleres, Boca e Independiente, en el día de ayer.

Estos malos resultados prácticamente que lo sacan de la competencia por la Superliga: River se ubica decimoquinto en el campeonato con 12 puntos, exactamente la misma cantidad que le lleva su eterno rival como ventaja y que puede aumentar en la jornada de hoy si vence a Racing en La Bombonera.

Si uno piensa que esto es malo es porque todavía no recuerda el historial de visitas a Avellaneda. La última vez que el Millonario se llevó la victoria del Estadio Libertadores de América fue por el Torneo Clausura 2011: por la tercera fecha de aquel campeonato, el equipo de J.J. López ganó por la mínima diferencia luego de un gol obra entera de Mariano Pavone, quien ‘guapeó’ una pelota y, ante una floja reacción de Hilario Navarro, superó al arquero del equipo de Avellaneda para definir con el arco a su disposición.

Desde de aquel triunfo, River acumula cuatro visitas sin alegrías producto de un empate y tres caídas. Una racha que tanto Gallardo como los hinchas ansían que se corte lo más pronto posible.

REVIVÍ LAS MEJORES ACCIONES DE AQUEL DUELO DE 2011: