JUGADOR POR JUGADOR: INDEPENDIENTE 1-0 RIVER PLATE

1511059962_river-vs-indepte-ge

Sigue sin encontrar el camino.

El Millonario no levanta cabeza y cayó 1-0 en su visita a Avellaneda, por el partido correspondiente a la Fecha 9 de la Superliga Argentina. River Instante analiza el rendimiento de cada jugador del Millonario.

Germán Lux (1): Condicionante total del resultado. Un error de cálculo le costó la expulsión en el mejor momento de River. Siguen las malas para Poroto… ¿Habrá vuelta atrás?

Gonzalo Montiel (5): Limitado exclusivamente a marcar, no sufrió hasta que entró Barco. Nula participación en ataque debido a la inferioridad numérica.

Jonatan Maidana (5.5): Parejo rendimiento, sobre todo en la resistencia. Con el ingreso de Gigliotti ganó y perdió.

Javier Pinola (6): Vehemente en la marca. Una máquina de sacar pelotas, sobre todo por arriba. Trató de ser bandera en la salida con el marcador abajo.

Milton Casco (6,5): De los mejores partidos del lateral en el último tiempo. No le ganaron la espalda (algo muy destacable) y el tándem con el Pity por izquierda fue la principal arma ofensiva de River. Estuvo preciso con los pases.

Leonardo Ponzio (7,5): La expulsión de Lux pareciera que encendió aún más su fuego sagrado. Metió por todos lados, les pegó a todos y fue el principal combativo en el medio. Lamentablemente, no puede marcar por todos.

Ariel Rojas (4): El ladero de Ponzio para no perder orden con la inferioridad, estuvo impreciso y no pudo darle una salida clara al equipo. Queda la imagen en el gol de Independiente, que corrió de atrás a Sánchez Miño y no estuvo ni cerca de alcanzarlo.

Carlos Auzqui (5): Ordenado para defender, como un 8 clásico tras la expulsión del arquero. Poca participación en ataque e improductivas sus apariciones.

Nicolás De La Cruz (-): 18 minutos en cancha. Salió para que ingrese Bologna debido al horror de Lux.

Gonzalo Martínez (6): De mayor a menor. Venía encendido y era la principal arma ofensiva del Millonario, pero luego de la expulsión de Poroto quedó bastante aislado. En el complemento decidió mal en algunas oportunidades y no pudo desequilibrar, quizás producto del cansancio. Reventó el travesaño en la situación más clara del partido.

Ignacio Scocco (6): Gladiador solitario en el ataque riverplatense. Corrió, peleó, fabricó faltas, pero no dispuso de situaciones de gol.

Ingresaron:

Enrique Bologna (6,5): Lo exigieron dos veces, la primera respondió flojito y después le sacó un gran tiro libre a Barco cuando la pelota se colaba en el ángulo. Sin tener grandes errores, ya es más que sus dos competidores del puesto.

Rafael Borré (-): Pocos minutos en cancha y nula participación.