UNA BATALLA PERDIDA

Batalla

No pega una.

Augusto Batalla no pudo estar en el entrenamiento del día por un síndrome gastrointestinal.

River volvió a entrenarse en la mañana del pasado jueves. Los habituales suplentes participaron de un enfrentamiento ante un combinado sub 23 de Internacional de Porto Alegre. Por su parte, aquellos futbolistas que no jugaron ante el equipo brasileño realizaron diversas actividades físicas y regenerativas.

El habitual arquero suplente no pudo estar en el predio River Camp de Ezeiza. El guardameta juvenil sufre de un síndrome gastrointestinal que lo obligó a no poder participar en los ejercicios realizados en la práctica del pasado jueves.

Se espera que se recupere prontamente para ser parte de los concentrados del duelo ante Banfield del próximo domingo. Caso contrario, su lugar será ocupado por Enrique Bologna.