JUGADOR POR JUGADOR: BOCA 1 – RIVER 3

jxj

La Banda dio cátedra en tierras enemigas.

El Millonario ganó 3-1 en la Bombonera y se arrimó aún más a Boca. River Instante analiza el rendimiento de los jugadores en el Superclásico.

Augusto Batalla (6): De villano a héroe. Responsable directo de poner a Boca en partido con ese error de cálculo en el gol de Gago. En el segundo tiempo levantó, a pesar de algunas dudas, y fue fundamental en esa doble tapada sobre el final cuando el partido estaba 2-1.

Jorge Moreira (5): Mejor en ataque que en defensa. En el segundo tiempo tuvo algunas dudas cuando Pavón se recostó sobre su sector. Apoyo y proyección constante en ataque.

Jonatan Maidana (8): El Joni de siempre. Pilar en defensa, fue una muralla por arriba y realizó algunos cruces fundamentales. Fue amonestado tempranamente y sin embargo no lo condicionó. El mejor de la defensa.

Lucas Martínez Quarta (7,5): Medio escalón por debajo de Maidana debido a algunas dudas en el comienzo. Dos cierres fundamentales para sostener el 2-1 y firmeza en todo momento. Un partido así suele ser consagratorio para un pibe del club.

Milton Casco (-): Duró un minuto en cancha, ya salió lesionado luego de un choque con Gago.

Leonardo Ponzio (7): Un león en la mitad de cancha, demostró que en estos partidos saca un plus. Raspó, corrió y fue clave para aguantar las embestidas de Boca. Con la pelota fue criterioso y entregó casi siempre bien. Los clásicos le sientan bien.

Ariel Rojas (6): Silencioso y no tan participativo como otros partidos. El orden y la prolijidad de siempre, se complementó bien con Ponzio para no dejar huecos en el mediocampo.

Ignacio Fernández (6): Mermado físicamente, no participó demasiado en el juego como nos tiene acostumbrados. Sin embargo, fue fundamental en la asistencia para recuperar la pelota y asistir a Driussi en el gol que liquidó el partido.

Gonzalo Martínez (8,5): Partido bisagra del Pity. Volea hermosa para abrir el marcador y deliciosa asistencia a Alario en el segundo. Jugó sobre la izquierda y aprovechó las enormes ventajas que le dio Peruzzi. Salió en el segundo tiempo con una molestia en el isquiotibial.

Lucas Alario (8): Se fajó con los centrales, quienes nunca pudieron pararlo. Forzó el error de Vergini y luego definió perfecto para el segundo gol. Fue una pesadilla para la defensa Xeneize.

Sebastián Driussi (7,5): Partido raro del goleador del campeonato. Hizo casi siempre una de más y no resolvió de buena manera en reiteradas ocasiones. Las buenas fueron su participación en dos de los tres goles: centro al Pity en el primero y gran definición para liquidar el encuentro.

Ingresaron:

Camilo Mayada (6): Buen partido del uruguayo, sobre todo porque jugó de lateral y con perfil cambiado, pero no fue superado. Aunque primero sufrió con Pavón, luego se asentó y clausuró su sector. Se proyectó poco en ofensiva aunque el partido no lo exigía.

Rodrigo Mora (5): Poca participación ya que se limitó más a correr para aguantar la diferencia.

Carlos Auzqui (5): Incursiones interesantes por la derecha que no terminó de buena manera. Pudo liquidar antes el partido pero al picársela a Rossi pasó besando el palo.