JUGADOR POR JUGADOR: RIVER 2 – 0 QUILMES

1491780955_jxj-river-quilmes

Mirá el puntaje de cada uno. ¿La figura?

El Millonario se quedó con tres puntos para no perder pisada en el torneo y River Instante te trae el rendimiento de cada jugador.

Augusto Batalla (7): Sobrio partido del arquero. Seguro en los remates de media distancia y rápido para achicar a Andrada en la más clara del Cervecero.

Jorge Moreira (5): En el primer tiempo Quilmes eligió su espalda para atacar y lo complicó. Pasó al ataque en todo el partido y tuvo dos caras: en el primero decidió siempre mal, pero en el segundo mejoró y logró llevar peligro.

Jonatan Maidana (5): Mejoró con respecto al partido en Mendoza, pero sigue sin exhibir su nivel habitual. Aunque no esquivó el roce, ganó y perdió con Benegas. Con él en baja, toda la defensa tambalea.

Lucas Martínez Quarta (6): Partido firme del producto del semillero. Se lo nota con confianza y es habitual encargado de ser salida clara del equipo. Se equivocó feo en una salida que pudo costar caro.

Milton Casco (4): De mayor a menor. Comenzó participativo pero con el correr del partido naufragó en la intrascendencia. Mucha participación en ataque pero sin lastimar. Fue el primer cambio.

Leonardo Ponzio (6,5): Importante en labores defensivas y en ser el sostén de la presión alta. Un cruce providencial para subsanar el error de Martínez Quarta. No participó tanto del juego, ya que la distribución de la pelota estuvo a cargo de sus compañeros en el medio.

Ariel Rojas (6): La lucidez para hacer siempre lo que pide la jugada. Fue el socio necesario de Nacho en la elaboración del juego. Deliciosa asistencia a Alario en el primer tiempo que el goleador no pudo aprovechar. Terminó el partido como lateral por izquierda ante la salida de Casco.

Ignacio Fernández (8): El mejor del medio, fue el encargado de darle fútbol al equipo. Apareció por todos lados y probó varias veces al arco sin suerte. Gran parte del buen presente de River es responsabilidad del buen andar del ex Gimnasia.

Gonzalo Martínez (5): Se tomo licencia el Pity de los partidos pasados. Aunque intentó siempre, no pudo gravitar y apareció en cuentagotas.

Sebastián Driussi (7,5): En el primer tiempo estuvo bien marcado y no gravitó en el juego. En el segundo pudo encontrar los espacios y asistió a Alario en ambos goles. Pudo marcar el suyo con un remate que pasó apenas arriba del travesaño.

Lucas Alario (9): Es letal, y partido a partido lo confirma. No alcanzan los adjetivos para describir a este animal del gol. Marcó los dos tantos del partido y hasta pudo convertir alguno más pero quiso asistir a Driussi. En las bravas aparece siempre.

Ingresaron:

Rodrigo Mora (8): Su ingreso, con el espíritu batallador que lo caracteriza, fue determinante. Presionó la salida y envió el centro para el primer gol, y asistió magistralmente a Driussi en el segundo. Viene en levantada, algo que se le reclamaba hace rato.

Exequiel Palacios (-): Un ratito y poca participación del tucumano que ingresó para acomodar el medio.

Camilo Mayada (-): Un ratito en cancha para regalarnos dos de sus corridas características.