EFECTO PARAGUAY

Driussi LibertadQue sigan parando los partidos.

Como sucedió en aquel partido con Libertad, las interrupciones le caen bien a River.

En aquella Copa Sudamericana del 2014, a los 55 minutos el peruano Víctor Carrillo sancionó penal de Pezella, pero las luces del estadio Dr. Nicolás Leoz se apagaron sorpresivamente y hubo que esperar para saber el desenlace. Hoy corrían 26 minutos y el césped del Atanasio Girardot no dio para más luego de la gran lluvia que azotó Medellín, por lo que el árbitro Wilson Sampaio decidió interrumpir el partido. Las reanudaciones, en ambos casos, fueron con sonrisa para el Millonario.

Es que aquella noche en Paraguay, luego de varios minutos y cuando el estadio volvió a estar iluminado, Hernán Rodrigo López pateó a su derecha pero su remate se fue afuera. Cinco minutos después, Ramiro Funes Mori desbordó y Carlos Sánchez puso el empate. Posteriormente Sebastián Driussi y Gio Simeone darían cifras definitivas a ese 3 a 1.

Hoy, luego de un arduo trabajo para sacar el agua, un minuto le bastó a River para sacar diferencia. Nacho presionó, habilitó a Alario y fue derribado en el área. El goleador lo cambió por gol y abrió la goleada que completaron Driussi y Lucas Martínez Quarta. Similar desenlace y similar resultado. Coincidencias del destino, y ambas con final feliz para el equipo de Marcelo Gallardo. Ojalá se repita el logro de aquella copa.