NAHUEL CAJAL TUVO UN GRAN GESTO CON RIVER

nahuel-cajalRiver forma personas.

El arquero juvenil, habitué en la Reserva, quedó libre y expresó a través de una carta todo lo que significo River en su carrera.

No todos los futbolistas logran su objetivo de llegar a Primera, Nahuel Cajal es uno de los ejemplo. El arquero de las divisiones inferiores, que habitualmente entrenaba con la Reserva, quedó libre hace pocos días pero no le guarda rencor a River.

Es más, el jugador escribió una carta dirigida a los dirigentes del Futbol Amateur donde destacó que el Millonario no solo forma jugadores sino que también cría personas de bien.

El guardameta dejó en claro que no se retirará y que seguirá en la búsqueda de jugar en otro club para llegar a Primera. Quien difundió la carta del arquero fue Fernando Guarini, presidente del Futbol Amateur de River, a través de las redes sociales.

LA CARTA COMPLETA

Sólo tengo palabras de agradecimiento de mí para con todos ustedes, luego de todo este tiempo he aprendido muchísimas cosas, más allá de los futbolístico, que me han formado con honores y siempre creyendo en la superación, en el trabajo individual y colectivo, y en el sacrificio para lograr el ansiado éxito deportivo; me han formado como persona, me inculcaron valores y siempre voy a estar convencido de que River fue mi padrino, que me aconsejó, que me hizo crecer y que me dio todo para que yo sea feliz viviendo y transitando entre sus alrededores como si fuera el patio de mi casa, que así lo siento hoy, que he decidido dar un cambio en mi vida personal y futbolística.

Les doy gracias a todos ustedes y obviamente a River, que hoy soy quien soy por ustedes, que me dieron un lugar en su corazón y en su casa; mucho más de lo que pueda llegar a soñar un niño de tan sólo 12 años, que allí por el 2009 comenzaba esta travesura que de apoco me transformó en un hombre, en un profesional en el rubro y por sobre todo una persona con muchísimos valores de pertenencia hacia el club.

Me llevo el mejor de los recuerdos, acá me dieron todo y siento que yo también lo di todo, a cualquiera que me pueda venir a hablar de River, voy a tener el placer y el orgullo de contarles millones de anécdotas y demostrar que River no es sólo deportes. River es una familia que ama, que sufre, que se sacrifica, y yo siempre me voy a sentir parte de eso; hoy mi vida toma otro rumbo pero llevo el ADN de River en mi sangre y es todo un orgullo para mí decir que así es y será por siempre.

Después de estos hermosos ocho años, le digo hasta luego a mi casa, al lugar que me vio crecer, donde fui feliz siempre y al que siempre le tendré un aprecio y un cariño muy grande; las despedidas son difíciles pero no significa que no nos volvamos a ver, les doy por hecho que nos volveremos a cruzar en alguna cancha o para comer un asado jajaja.

Les deseo lo mejor de los éxitos de acá en adelante, lo mejor siempre está por venir, sólo hay que estar preparado… Gracias totales.